miércoles, 20 de mayo de 2015

La universidad venezolana nuevamente en pie de lucha

La universidad venezolana parece repetir el mito griego de Sísifo, quien condenado por los dioses sufrió el castigo en el inframundo de subir una roca a la cima de una montaña la cual irremediablemente rodaba cuesta abajo obligándolo a subirla de nuevo y así ocurriría por los siglos de los siglos.

Nuestras universidades llevan décadas luchando por un presupuesto que le permitan su funcionamiento regular en el proceso de formación de profesionales, la realización de investigaciones y actividades de extensión, lucha que se ha estrellado con la indiferencia de los gobernantes. Pero sin duda alguna son los dos últimos gobernantes quienes han impuesto una política de cerco y ahogo presupuestario que ha dado como resultado que las universidades autónomas están al borde del colapso y de su cierre técnico.

lunes, 18 de mayo de 2015

Carta a la Juventud de Venezuela, de la UJR Caracas

A ti joven, descendiente de libertadores. 

Es momento de disponernos a luchar, el país así lo requiere. Contamos con valor, determinación, temple, firmeza y heroísmo. Sabemos que la crisis se agudiza constantemente y por ello la situación nos exige un liderazgo a la altura de las circunstancias, que logre demostrar que al vencer a la inmoralidad lo demás caerá por su propio peso. Existe una manera de hacerlo: colocarnos de pie y dar pasos firmes hacia la reconstrucción de Venezuela, para que sea soberana, independiente, de amplias oportunidades y condiciones para el ascenso social. Industrializada y generadora de empleo digno y bien remunerado. Con una economía diversificada y fuerte. Con una nueva democracia, que de verdad sea popular y de amplios espacios para el debate y el entendimiento. 

Las armas de la tiranía son poderosas, se aprovechan de la necesidad mientras nos someten al hambre, a la escasez, al desempleo, al constante incremento del costo de la vida y nos exponen a esta dramática ruleta de la muerte, a esta delincuencia desenfrenada que el desgobierno mira con indolencia y que siembra el dolor en nuestro pueblo. Incumpliendo con el primer deber de cualquier gobierno que es garantizar la seguridad a los ciudadanos. 

Para frenar la protesta intentan sembrar el miedo con su represión fascista y con sus tribunales. Buscan alienarnos con su demagogia, sin embargo, nuestras armas son invencibles. Cada uno de nosotros las tiene en su poder. Exigimos un cambio político y no detendremos la marcha. Somos dignos y valientes, haremos valer la justicia. 

“Escuchad, escuchad. Dijo un joven provocando la atención de sus compañeros y les dijo: Es verdad, está aquí. Llego el momento. Posteriormente, se hizo un rotundo silencio y todos se miraron entre ellos. Ya no existía temor en sus miradas, ni incertidumbre. La determinación cobró fuerza y entre ellos uno se coloca de pie y dice: Compañeros, de pie, el tiempo del dolor ha pasado, es momento de luchar. ¡El futuro nos espera, avanzad sin retroceder!” 

En honor a Conan Quintana
Dirigente estudiantil
Representante ante el Consejo Universitario de la UPEL-Siso Martínez


 UNIÓN DE JÓVENES REVOLUCIONARIOS 
COMITÉ DIRECTIVO REGIONAL
CARACAS, MAYO 2015

miércoles, 13 de mayo de 2015

¿Hacia dónde vamos? por @EddyTimaure


     ¿Hacia dónde vamos?

En los últimos días no he dejado de hacerme esta pregunta, y es que; 16 años después de la existencia de la más grande estafa contra la voluntad de cambio de un pueblo, del mayor saqueo que se haya podido hacer al erario público y a la riqueza patria, del afianzamiento de mecanismos de violación de los derechos humanos, de la destrucción de todos los servicios y la infraestructura pública, de la quiebra de la industria y del campo nacional, del empobrecimiento masivo de los venezolanos, la interrogante sigue teniendo pertinencia, aun cuando el tren marcha a toda velocidad hacia el precipicio llevando como pasajeros al pueblo venezolano.

      De seguir las cosas como van parece imposible detener el tren, en el futuro inmediato, y lo que se avizora es mayor miseria, hambre y represión como resume la vieja consigna, pues la capacidad de maniobra del régimen para atemperar los reclamos y satisfacer los requerimientos del pueblo se encuentra sensiblemente afectada y, lo que le queda para preservarse es profundizar el terror (y el temor) entre el pueblo venezolano.

En vídeo: Exitosa jornada de protesta del magisterio venezolano convocada por el Movimiento de Educadores Simón Rodríguez


Todo un éxito la protesta de docentes venezolanos convocada por el Movimiento de Educadores Simón Rodríguez (MESR) para exigir aumento salarial. Pedro García, profesor jubilado y dirigente del MESR denuncia que hay una política de discriminación por parte del ejecutivo nacional para con los maestros, pues pasan a ganar menos del salario mínimo. Son más de 400 mil educadores que se encuentran en esta situación. Seguirán protestando hasta lograr que su salario cubra sus necesidades. En la protesta participaron docentes de Miranda, Falcón, Aragua,Araira, El Junquito. Y tuvo réplicas en Lara, Barinas, Táchira y otros estados del país, segun refiere la Profesora Karina Molina, tambien dirigente del MESR de Caracas.


A continuación el vídeo de las declaraciones de Pedro García



martes, 5 de mayo de 2015

No chico, no son los controles, Por Jesús Noel Hermoso F.




No chico, no son los controles, por Jesús Noel Hermoso F.


¿Realmente es necesario que afirmemos que Venezuela atraviesa una grave crisis económica? La realidad aplasta al verbo. ¿En qué punto estamos y hacia dónde vamos? Es urgente comprender la gravedad, profundidad y carácter de esta crisis. Entender mal la economía es entender mal la política y por ende la salida y el tipo de cambio requerido.

Lo fundamental (y en este caso también lo principal) debemos resumirlo en que se ha destruido sistemáticamente el aparato productivo nacional. De 11 mil 200 empresas registradas para 1998, hoy quedan siete mil, (4.200 han cerrado) según cifras de Conindustrias. Esto produce en primera instancia dos efectos directos sobre la economía: 1) la creación de riqueza se restringe al negocio petrolero, haciendo más dependiente y monoproductor que nunca al país (una crítica que toda la vida fue contundente desde la llamada "izquierda") y 2) hace depender el consumo nacional (mercado interno) de las importaciones, compradas con los dólares que el flujo de caja petrolera permite. Así, al caer el ingreso de Pdvsa la afectación al mercado interior es casi inmediata.

domingo, 3 de mayo de 2015

Aumento de 30%: ¿inflación o burla a los venezolanos?

Mientras algunos "economistas" ya levantan su voz asegurando que el aumento del 30% decretado por el Gobierno conducirá a más inflación, la gente da muestras de su rabia por un incremento salarial que apenas permite una empanada al día. Pero trataremos de dar cuenta de la reacción de unos y otros.

Realmente resulta una burla para la familia venezolana esta medida. El aumento del costo de la vida, con todo y las manipulaciones gubernamentales, es muy alto. Ha erosionado como nunca el salario del trabajador y la capacidad de demanda de la familia venezolana. Entretanto, los dueños de los medios de producción, los comerciantes y quienes practican la usura, reciben mayores ganancias. Los primeros, al descargar en el precio de los bienes que producen el incremento de la inflación sin aumentar los salarios de los trabajadores hasta mucho tiempo después (muchas veces más de un periodo fiscal), reciben mayores ganancias. Los intermediarios, esto es, los comerciantes en general, al colocar precios muchas veces por encima de la inflación, habida cuenta de la presión de demanda que ella genera, logran alcanzar muchas veces superganancias. Los usureros, de igual manera, logran obtener jugosas ganancias aumentando la tasa de interés activa y reduciendo la que otorgan a quienes ahorran en las instituciones bancarias. Además de recurrir a la compra de papeles del Estado, de lo cual obtienen altas tasas de beneficio y en el mercado de papeles, gran parte en dólares y en el exterior.

viernes, 1 de mayo de 2015

Los trabajadores somos vanguardia para el cambio

A luchar por la 

Reconstrucción Nacional 
para la prosperidad, el desarrollo y la justicia social

Este Primero de Mayo encuentra a los trabajadores venezolanos ante una disyuntiva y un reto: o seguimos languideciendo en esta ruina indetenible o llevamos nuestras luchas por salarios dignos, trabajo decente, seguridad social, contratación colectiva y libertad sindical al torrente de nuestro pueblo que clama por un cambio urgente, pues quienes nos están gobernando han llevado el país hacia una catástrofe, hipotecando todos nuestros recursos, destruyendo nuestras capacidades productivas, aumentando nuestra dependencia y dilapidando la renta petrolera en corrupción y politiquería, mientras la población sufre una avalancha de criminalidad, escasez, desabastecimiento, alto costo de la vida y ruina de los servicios públicos.

Carta que le envió Carlos Marx a su esposa Jenny


Carta que le envió Carlos Marx a su esposa, Jenny von Westphalen, el 21 de junio de 1856:

¡Amada mía!: Te escribo de nuevo porque me encuentro solo y porque me es difícil estar siempre platicando contigo mentalmente, y al mismo tiempo, como tú no sabes nada de esto, no me oyes ni puedes responderme. 

Tu retrato no está mal, es maravilloso, me viene bien, y ahora comprendo por qué hasta las lúgubres madonnas, las más monstruosas obras de la virgen, podían encontrar fervorosos admiradores, e incluso, mayor cantidad de admiradores que las mejores pinturas. En todo caso, ninguna de estas lúgubres obras fue tan besada, nadie las miró con este estremecimiento piadoso, nadie las adoró tanto como yo a tu retrato que, aunque no es lúgubre, es sombrío, y no refleja en absoluto tu gracia, tu encanto “dolce”, creado especialmente para besarte el rostro. Yo afirmo que los rayos del sol se imprimieron mal, y encuentro que mis ojos no se han deteriorado con la luz de la lámpara nocturna ni con el humo del tabaco, y son capaces de dibujar no solo en sueños, sino en la realidad. Tú estás ante mí como viva, te tomo en mis brazos, te cubro de besos de la cabeza a los pies, caigo de rodillas ante ti y suspiro. Yo la amo, madame. Y efectivamente, te amo más fuerte de lo que alguna vez amó el moro de Venecia.